Añadir Material Multimedia en las Entradas

Fotos, Videos y Audio son susceptibles de ser incluidos en las entradas del blog. De hecho, una inmensa proporción de los blogger los añaden con mucha frecuencia, pero siempre hay que tomar en cuenta algunos consideraciones al añadir este tipo de contenido.

¿Porqué añadir contenido multimedia en las Entradas?

Básicamente porque en la red como en todo se cumple el viejo adagio de que "una imagen dice más que mil palabras" – en mi caso, más que quinientas :grin:.

Pero no sólo de imágenes está compuesto el espectro de multimedia. También se tiene audio, en forma de mp3, streaming y que derivan en los populares podcasts. Y videos, naturalmente, en donde la animación puede realmente llegar a complementar lo dicho en la entrada, llegando en algunos casos a eclipsar por completo el texto.

¿Es conveniente colocar mucho contenido multimedia en una entrada?

He visto algunos blogs – sobre todo los que cubren eventos y la vida de celebridades – que exageran un poco y hacen que las entradas luzcan como un periódico mural. Con todo respeto, en esos casos sólo se logra saturar el campo visual del lector y seguramente la fatiga evitar leer el contenido.

En otros casos, aunque es más difícil abusar del audio, también se visitan blogs que no bien se llega a ellos, empiezan a reproducir canciones o anuncios publicitarios de forma indefinida.

Por supuesto que en los casos específicos de los fotologs, videoblogs y podcasts, no existe esa consideración, pero si el blog no es del tipo de los citados, entonces el contenido en texto – que es el alma de la entrada – podría bien ser ignorado por completo y si el lector se fatiga, abandonaría la entrada sin siquiera tomarse la molestia de leerlo.

Entonces, ¿Cuánto es suficiente contenido multimedia para la entrada?

En mi humilde apreciación – la cual espero sea rebatida argumentalmente por algún lector especializado en el tema – prefiero las entradas cuyo espacio para imágenes no excede del 40% del total del espacio de la entrada. Es decir, un máximo de 60% texto y 40% imágenes y/o video. Naturalmente, con las excepciones del caso.

Lo cual no quiere decir que eso sea una regla inmutable, ni recomendaría a nadie invertir tiempo en modificar las entradas de su blog para cumplir esa métrica. Es solo mi apreciación personal del tema.

En todo caso, sí creo que la lógica y el buen gusto deben salir en nuestro auxilio al momento de establecer la métrica para el blog. Si a mi no me gusta ver una entrada plagada de fotografías, imágenes, videos y hasta reproductores de sonido, entonces, soy yo el que da la pauta para seguir en mi blog. Es sólo cuestión de estética y buen gusto.

¿Es preferible colocar el contenido al principio, en el medio o al final de la entrada?

La respuesta es sencilla: las fotos, videos y reproductores de audio deben ser colocados donde sean más útiles al lector y donde estén contextualmente relacionados.

Es decir, si quisiera colocar una imagen de una entrada que mostrara un exceso de contenido multimedia, entonces seguramente lo haría en la sección que se titula "¿Es conveniente colocar mucho contenido multimedia en una entrada?" De esa manera, la imagen complementaría lo expuesto. Si la coloco al principio de la entrada, la interpretación de la imagen estaría descontextualizada y por ello, no agregaría valor de conjunto a la entrada.

Lo cual no quiere decir que haya entradas en las cuales es preferible ubicar varias imágenes al inicio o al final. Todo depende del flujo de la información que la entrada provee al lector.

Ten cuidado con el material protegido por copyright

Definitivamente casi todos los bloggers pecamos una que otra vez añadiendo contenido multimedia de propiedad de otros. En la mayoría de las veces, las compañías interesadas en obtener el buzz gratuito que proveen las bitácoras, no prestan demasiada atención a ese detalle. Sin embargo, es conveniente guardar una línea de respeto al material protegido por copyright, sobre todo si incluye:

  • Canciones.
  • Pistas.
  • Tonos Polifónicos.
  • Videos.
  • En general, cualquier archivo que se comercialice bajo venta.

Si bien es cierto, la mayoría de las veces los bloggers salimos ilesos al tomar material multimedia con copyright sin permiso, también es verdad que es más sabio el solicitarlo. Muchos se sorprenderían de lo relativamente sencillo que resulta conseguir el permiso.

Evita el Hot Linking de las Imágenes, es un abuso para el sitio que las aloja.

Si tienes que insertar una imagen en el blog, es preferible que la copies y guardes bajo tu propio alojamiento a que la añadas mediante referencia a donde la encontraste originalmente. A eso se lo conoce como hot-linking y es un tema polémico en algunos casos.

El problema radica en que la imagen al ser descargada una y otra vez desde alguna entrada de tu blog, tiende a consumir mayor ancho de banda. Desgraciadamente, es el ancho de banda del blog o sitio que mantiene la imagen alojada.

Y el tener problemas de espacio en disco no es una excusa para hacer hot-linking. Siempre puedes abrir una cuenta de Flickr, Picasa u otro servicio similar y enlazar a la dirección de la imagen en estos servicios desde tu blog.

Youtube, Wikimedia y Google Video proveen de contenido multimedia gratuito y libre.

Aunque en una futura entrega hablaremos mucho más al respecto, se puede adelantar que Wikimedia y Google Video son lugares muy interesantes y que tienen el potencial de proveer contenido multimedia valioso para la bitácora. Y lo mejor de todo es que son libres para el uso.

El caso con Youtube es muy similar, pero desgraciadamente, muchos videos que se cuelgan hoy, pueden desaparecer mañana por los controles que la administración de Youtube lleva, para evitar que prolifere la distribución de material no autorizado (claro está que no tienen mucho éxito en ese empeño). Es por ello que hay que verificar la fuente y si el que lo colgó tiene la propiedad o el derecho, de lo contrario luego de un tiempo el video habrá desaparecido y el enlace será inútil. Amén de la molestia que resulta para el lector de la bitácora, que se queda con las ganas de ver lo que contenía el video.

El contenido multimedia no debería exceder la tolerancia del lector

Y esto no se trata solamente de gustos. Algunas imágenes, videos o archivos de audio pueden resultar ofensivos o contener material que propague mensajes de violencia, segregación, intolerancia o plana criminalidad.

Naturalmente, hay que evitar por todos los medios incluir ese tipo de material. Por supuesto con las excepciones del caso. Si el contenido – y no solo el contenido multimedia del blog – puede resultar ofensivo al lector es mejor incluir una nota aclaratoria al inicio, indicando que tiene lenguaje, situaciones o gráficas que pueden resultar ofensivas. No obstante, esto deja afuera el material multimedia cuya publicación sea considerada un crimen por las leyes locales o convenios internacionales.

Artículos Relacionados