Enfoque de Negocio en las Bitácoras

La mayoría de los que escribimos blogs no solemos abordar la primera bitácora como nada más que una aventura en el cybermundo, un desfogue de la pasión por escribir y lograr ser leídos.

Sin embargo, a medida que vamos obteniendo mayores habilidades de escritura y nos vamos haciendo espacio en un nicho determinado, también empieza a crecer – en algunos – la idea de poder dedicarnos a escribir a tiempo completo. Después de todo: ¿porqué no vivir de una actividad tan interesante, intensa y gratificante como la de llevar una bitácora?

Ensayo y Error para escoger la alternativa de monetización más conveniente.

Es cuando surgen las alternativas de monetización y dan el salto al tapete. Las hay muchas, desde la publicidad contextual a la venta de enlaces, pasando por las entradas patrocinadas y los anuncios de audio, que se están poniendo de moda últimamente.

Por lo general, los bloggers probamos con toda suerte de estrategias, la mayoría empieza con Adsense, luego va por las entradas patrocinadas, Kontera, la venta de enlaces. Hay incluso algunos que consiguen contratos para venta de espacio publicitario.

Ganancias en algunos casos no superan las Expectativas

Como es lógico, las ganancias del blog van a ser proporcionales a las prestaciones que puede ofrecer. Así, si se pretende monetizar a través de la venta de espacios publicitarios va a ser necesario que muchas personas vean los anuncios. De lo contrario, el anunciante no obtendría ningún beneficio de incluir publicidad en el blog.

Si el blog – en general – no ofrece contenido con potencial de atraer a los lectores, es poco probable que pueda obtener beneficios sustentables a mediano y largo plazo. Ello conduce a una inmensa mayoría de los bloggers a un estado de frustración que conduce a abandonar las iniciativas y repercute en la calidad de la información del blog.

Entendiendo el Modelo de Negocio de la Bitácora Profesional para lograr la máxima rentabilidad

La bitácora llevada profesionalmente puede llegar a ser muy lucrativa. Sino, hay que preguntar a Pavlina, Arrington y otros que pueden vivir de la actividad de escribir en un blog.

Claro está que como en toda actividad profesional, el éxito no llega a todos. Y en eso concuerdo con Steve Pavlina – autor de una bitácora de consejos para mejorar la productividad personal que recomiendo muy especialmente – habrá quienes no lo logren. Hay que tener habilidad para escribir y no todos tenemos la aptitud y actitud adecuadas.

Si damos por sentado que tenemos el don, entonces habría que sumarle a mucha perseverancia, honestidad y una línea editorial clara para llevar un blog profesional.

La bitácora debe ofrecer beneficios si se espera obtenerlos a través de la misma.

Es el viejo paradigma de la negociación: Yo gano, tú ganas. Aunque sea factible obtener ganancias pingües de una bitácora pobre en contenido y diseño, a la larga estas se pueden llegar a extinguir de raíz, si no se ofrecen ventajas competitivas.

El Producto Ofrecido es Información.

Las bitácoras se mueven en el mercado de la información. Si se trata a la información con el enfoque de producto, entonces estamos en posición de ofrecer información de alto valor para los lectores y que redunda en un mejor precio de mercado.

La Monetización debe ser Planificada

Haciendo una analogía: Si tuvieras una fábrica ¿Confiarías exclusivamente al azar la venta de tus productos? Claro que no, seguramente harías una planificación, tocarías puertas, contratarías una fuerza de venta, entre otras muchas medidas. Pues, reemplaza en la ecuación la fábrica por el blog.

Vencer el Estigma del Prejuicio en contra de la Monetización

He leído – no sin arrancarme una breve sonrisa – muchos sitios, ya sea foros, blogs y hasta chats en los que se critica duramente la decisión de monetizar las bitácoras. Hay campañas en contra de ello, en prácticamente todos los sitios sociales. Hasta me tocó leer una vez como un usuario le decía a otro que los blogs en un x sitio social estaban mal vistos.

Personalmente, considero que si alguien desea exponer su conocimiento sin afán de lucro, es muy loable de su parte, pero no se puede pretender que ese sea el caso para todos. Se pueden recibir duras críticas y éstas pueden perjudicar la bitácora, pero mientras se mantenga la línea editorial, la honestidad y una conducta irreprochable, no hay nada que lamentar o de lo que sentirse avergonzado.

Invertir en el Blog No es Inmoral, Ilegal o Inético: es Necesario

Quizá debido al enorme éxito de algunas bitácoras cuyos propietarios nunca invirtieron un centavo en ellas, se ha formado en la mentalidad de los bloggers la idea – absurda – de que invertir en la bitácora no es conveniente. Algunos lo consideran "poco deportivo".

Si se pretenden obtener beneficios de la información que ofrecemos como producto, entonces hay que desterrar ese prejuicio y alistarse a invertir un poco en la bitácora. Después de todo, y bajo la analogía de la fábrica, no se va a lograr la excelencia en la producción sin hacer algo de inversión en dinero.

Y que la inversión no solo se reduce a SEO y compra de enlaces para aumentar el posicionamiento en las búsquedas. También se puede invertir en adquirir una plantilla profesional con diseño único para el blog o en comprar subscripciones a revistas especializadas que mejoren nuestro conocimiento en el tema. A futuro trataré de las alternativas de inversión en la bitácora que pueden redundar en mayores beneficios.

El Ensayo y Error debe ser hecho de forma metódica

Elegir las estrategias de monetización adecuadas debe ser una tarea permanente. Es decir, lo que hoy funciona para el blog, puede no ser la mejor alternativa el día de mañana.

Por ello, se requiere de la prueba continua, pero no debe llevarse de forma caótica. Es mejor realizar pruebas de forma metódica, que permitan identificar las potenciales fuentes de beneficios, sin perjudicar la bitácora. Hay algunas maneras de llevar a cabo este tipo de pruebas, de las cuales se discutirá en el futuro mediato.

La Publicidad es vital para obtener ganancias, pero no es la única alternativa

Así como hay blogs cuya oferta de información no está ligada a ningún bien o servicio en particular – que no sea la pura y simple información, también hay bitácoras que forman parte de un esquema de empresa. En esos casos, el blog provee de un canal de comunicación más directo entre la empresa y los consumidores. En esos casos, las ganancias por ventas de espacios publicitarios a terceros son irrelevantes en comparación.

También hay los casos de bitácoras editadas por profesionales en un tema específico; e.g. Consultores en Desarrollo de Sistemas Industriales. Para ese tipo de bitácoras quizá sea más relevante el poder influir en el medio y ganar clientes para los servicios de consultoría relacionados.

No poner "todos los huevos en la misma canasta"

Esto ya lo han dicho muchos que han experimentado caídas fuertes en sus cifras de ganancias, específicamente en publicidad. Y no me refiero exclusivamente a Google Adsense, aunque se trate del ejemplo más representativo.

Es mejor no depender exclusivamente de una firma, y de hecho, es preferible contar con varias estrategias de monetización, las cuales combinadas de forma armónica, llenen los rubros de ingreso en el presupuesto de la bitácora.

Monetizar de forma responsable y ética

Hace algún tiempo recibí una propuesta para incluir en el blog un enlace a un sitio de apuestas en línea. Luego de una breve investigación resultó estar relacionado con una denuncia de scams. Como es lógico, decidí rechazar la oferta de forma caballerosa.

A veces, se puede sucumbir a la tentación de ganar algo más de dinero, pero hay que recordar que el blog es un canal de información y que si no se tiene un mínimo de cuidado es posible que a través de este canal se conduzca a un sitio que pueda provocar potenciales perjuicios a los lectores y visitantes.

El artículo ha sido extenso y espero no haber aburrido al lector. Me gustaría conocer tu opinión al respecto – a favor o en contra.

Artículos Relacionados