PageRank (II): Link-baiting, compra-venta de enlaces

En el artículo previo se trató el tema del Pagerank de Google, explicando que es básicamente y qué repercusión tuvo y tiene actualmente en los posicionamientos de las búsquedas.

Como decíamos, el Pagerank al inicio tuvo una relevancia superior (a la actual) para el posicionamiento de una página en los resultados de las búsquedas de Google. Por esa razón, toda una técnica e incluso una industria se formó en relación con el tema del Pagerank y por supuesto, como incrementarlo de forma metódica.

En sus inicios, el SEO (Optimización para Motores de Búsqueda) se desarrolló como una técnica dedicada al incremento de enlaces entrantes a la página que se deseaba optimizar. Naturalmente, el conseguir enlaces entrantes nunca ha sido una tarea sencilla, requiere de mucho esfuerzo y de hecho, el propio Pagerank de la página que otorgaba el enlace tenía mucho que ver con el resultado de la aplicación de la técnica.

Todo esto llevó a los webmasters al negocio de la compra-venta de enlaces, siendo el indicador que determinaba el precio de mercado del enlace, el Pagerank de la página. Generalmente, la página principal. Con el tiempo, incluso se perfeccionaron técnicas de creación de granjas de enlaces (Link Farms) y otras que es preferible no mencionar, que en conjunto fueron clasificadas como Black-Hat SEO.

Como era de esperarse, Google tuvo que aplicar variantes a lo largo del tiempo, para desestimar esta «manipulación» del Pagerank. Al principio, de forma sutil, y en los últimos meses con toda agresividad, Google ha pasado de sugerir que no se vendan los enlaces (pasando Pagerank, mediante rel=nofollow) a bajar el Pagerank de los sitios que estima que han incurrido en esa práctica, e incluso a amenazar con perjudicar la posición en los SERPs de las páginas de los sitios que venden enlaces.

Los argumentos de Google son varios, pero pueden resumirse en que la venta de enlaces para aumentar el Pagerank altera la naturaleza democrática de la red, y pretende manipular los resultados de las búsquedas de forma artificial, perjudicando a los usuarios del buscador.

Naturalmente, el argumento es discutible, pero más allá de cualquier debate – que los hay por miles en la red – Google es el dueño del PageRank y puede literalmente, asignarlo a su propia discreción a cualquiera de los millones de páginas en la red. También es cierto que los webmasters son libres de vender enlaces cuando así lo deseen a quiénes estimen conveniente. En el punto medio de la discusión, es posible vender enlaces (que pasen Pagerank) a páginas con una temática similar y que tengan una buena reputación o al menos, no la tengan mala.

Link-Baiting, estrategia para obtener enlaces

El Link-Baiting es en si, una estrategia de los webmasters – y más comúnmente, BLOGGERS – para conseguir que sus páginas sean enlazadas de forma natural. Personalmente, considero que toda bitácora que desee tener algo de éxito, debe implementar una estrategia de Link-Baiting. De hecho, Google alienta este tipo de estrategias y personalmente, considero que es la forma de SEO White-Hat por excelencia.

Aunque hay muchas maneras de conseguir enlaces «naturales», las más comunes consisten en conseguir que nos enlacen desde un directorio con autoridad (por citar el ejemplo más formidable, el DMOZ) y que otros bloggers citen (mediante un enlace a la página principal de la bitácora o a una entrada) el contenido que hemos publicado.

En la próxima entrega de la serie, trataremos acerca de las Entradas Patrocinadas y el PageRank.

Artículos Relacionados